Aprende a diferenciarte de tu competencia

En este momento parece que ya todo está inventado y que es sumamente difícil ser original, por lo que aprender a diferenciarte de la competencia puede ser la clave del éxito de tu empresa o proyecto emprendedor.

.

Si vas a lanzar una idea de negocio o tienes ya una empresa que se dedica a un sector en el que hay mucha competencia, aprender cómo diferenciarte de tu competencia te va a ayudar enormemente a ganar visibilidad y fidelizar a tus clientes.

.

Para diferenciarte de tu competencia tienes que tener en cuenta varios aspectos de tu empresa:

.

  1. Branding: la marca de tu empresa y el branding que la engloba en toda tu identidad visual deben de estar especialmente diseñadas para ti y para tu empresa. No escatimes en invertir en la identidad de marca de tu proyecto porque va a ser clave para que tu público te reconozca entre la multitud, se acuerde de ti y te escoja como la marca a la que quiere comprar. Tu branding ha de hablar de qué eres y qué haces de una forma más cercana y profunda que una “marca blanca”.

.

  1. Tus productos o servicios: han de diferenciarse de la competencia a través de un concepto, un valor o un aspecto totalmente diferencial. Algo que te represente como marca y que te haga diferente a la competencia que vende el mismo producto o servicio que tú. Ese aspecto diferenciador puede ser algo visible y/o tangible o puede ser un valor como un producto sostenible, sin plásticos, ecológico…

.

  1. La forma en la que comunicas (textos e imágenes): las fotos que sube a tus redes sociales o los textos de tu web. Todo lo que comunica en nombre de tu empresa ha de estar alineado con tu aspecto diferenciador. Si te caracterizas por un tono cercano y jovial en un sector dónde todo es serio y gris, sácale partido a ese aspecto diferenciador con tus fotos y con tus textos. Que todo tenga una coherencia entre si.

.

  1. Los valores de tu empresa: ese intangible que para muchos consumidores es la clave de si elección cuando deciden comprar en una empresa con respecto a otra. La relación de tu empresa con el medio ambiente, con el bienestar animal, con la igualdad entre géneros, la colaboración con asociaciones u ONGs que trabajan en el tercer mundo, la utilización de materiales reciclados… Todos y cada uno de los valores de tu empresa y de las causas que promuevas y apoyes van a ser determinantes en gran parte para el público que vayas a atraer. Y por tanto, han de ser coherentes también con todo lo demás.

.

  1. La publicidad y su mensaje: si unificamos el branding de tu empresa, la forma en la que comunicas con tus imágenes y textos propios, tus valores y los productos y servicios que vendes, ya tenemos todos los elementos necesarios para hacer una publicidad diferente, tuya. Así que, unificando todos los conceptos anteriormente mencionados, puedes desarrollar una publicidad que ayude a diferenciarte de la competencia sin ningún problema.

.

Quiero hacer especial hincapié con la coherencia a la hora de definir todos los rasgos de diferenciación de tu empresa. Todo tiene que estar relacionado entre si de manera que sea natural. Pongamos un ejemplo: una tienda de ropa que está alineada con los valores de sostenibilidad debería de vender ropa hecha en el país de origen, con algodón orgánico por ejemplo o materiales reciclados… Si vendes prendas de piel no podrías estar alineado con los valores de bienestar animal por ejemplo.

.

Son ejemplos básicos pero que sirven para entender mejor la coherencia que debe de haber entre tus rasgos diferenciadores y tu propia empresa.

.

Espero haberte ayudado con este post y si tienes cualquier duda escríbeme un comentario y estaré encantada de contestarte.

Ana Miralles
Ana Miralles
anamiralles@miradacreativa.es

Mi nombre es Ana Miralles Rubert y soy diseñadora por vocación, emprendedora y fundadora de Mirada Creativa.

No Comments

Post a Comment