recursos para emprendedores gratuitos

Cómo sobrevivir a la vuelta de las vacaciones

Cómo sobrevivir a la vuelta de las vacaciones y no morir en el intento es algo a lo que nos enfrentamos cada año por estas fechas cuando volvemos de las vacaciones de verano.

.

Y es que, la depresión postvacacional es algo que todos conocemos y a todos nos ha pasado alguna vez sino varias. Es cierto que, en función de lo que te apasione tu trabajo, esta depresión puede ser mucho menor o inexistente. Cuando alguien trabaja en algo que le encanta puede tener hasta ganas de volver al trabajo en septiembre. Pero esto, por desgracia, no es lo que le pasa a la mayoría de trabajadores.

.

Así qué, para todos aquellos que acabáis de llegar a la oficina después de un mes de sol y playa, chiringuitos y relax, y estáis inmersos en una depresión postvacacional de la muerte, os dejo unos consejillos para que escapéis de ella lo antes posible 😉

.

1. Adopta una mentalidad positiva:lo primero y más importante aunque pueda parecer obvio es tener una mentalidad positiva. Pensar de forma positiva lo mucho que hemos disfrutado de las vacaciones y lo afortunados que somos de tener un trabajo que nos espera al volver a casa.

.

2. Llevarte un recuerdo de tus vacaciones a tu lugar de trabajo: puede parecer contraproducente pero no lo es en absoluto. Llevándote un recuerdo a tu puesto de trabajo, una foto enmarcada, una concha, una figurita o similar, te hará más fácil adaptarte de nuevo a tu entorno de trabajo. Ese pedacito de vacaciones en tu escritorio te ayudará a recordarlas con positivismo y a pensar en las próximas vacaciones de una formas más optimista.

.

3. Ponte una playlist a tope de energía: la música ayuda y mucho a regular los estados de ánimo, así que, si tienes un momento de bajón ponte una playlist de música que te de buena energía como podría ser versiones chillout de chiringuitos de playa. Esto es muy personal, habrá quien se ponga heavy metal y quien se ponga despacito, lo importante es que te suba la moral.

.

4. Incorporate al gimnasio: vuelve a tus rutinas de entrenamiento y si no las tenías incorpóralas en tus rutinas semanales dos o tres días a la semana. Practicar deporte, además de ayudarte a liberar endorfinas (te ayudan a sentirte feliz, optimista y relajado bajando el nivel de estrés), te ayudará a estar más equilibrado cuerpo-mente, a sentirte mejor contigo mismo y a centrarte en nuevos objetivos sin estrés.Si además puedes practicar deporte al aire libre muchísimo mejor.

.

imagenes-post8
.

5. Vuelve a tus rutinas alimenticias: poco a poco, sin saturarte desde el primer día, vuelve a comer como comías antes de ir de bar en bar y de cerveza en cerveza. Come cada día a las mismas horas, entre 5 y 7 veces al día raciones pequeñas y saludables. Comer bien siempre ayuda a sentirte mejor, más sano, menos pesado, más optimista. No solo es cuestión de perder peso sino también de que tu cuerpo funcione al 100%.

.

6. Ponte metas pequeñas y realistas: pasarte con las metas y objetivos es uno de los errores que más comete la gente cuando vuelve de vacaciones. Hay que pensar en una incorporación progresiva para los siguientes meses. No podemos perder todo el peso ganado en vacaciones en dos semanas yendo al gimnasio, ni tampoco completar los álbumes de fotos, quedar con todos tus amigos y cumplir una lista infinita de “cosas que haré cuando vuelva de mis vacaciones”. Ir adaptando poco a poco las nuevas rutinas a tu día a día es la clave para no frustrarte y no sentir agobio ni estrés.

.

7. Planifica tus primeras semanas de trabajo: cuando llegas de las vacaciones tienes mil cosas que hacer, un millón de emails por leer y de reuniones a las que asistir.Pero, ¡que no cunda el pánico!, lo mejor que puedes hacer es planificarte las tareas de las próximas semanas e ir repartiendo todo el trabajo pendiente por orden de prioridad. Detrás del 1 y el 2, que el mundo no se acaba mañana..

..

CTA-planificador-02-02

.

8. Aprende algo nuevo: sin saturarte, eso lo primero, pero si tienes tiempo, incorporar algún reto nuevo en tu rutina, algo tan sencillo como una nueva actividad en el gimnasio, pintar, leer sobre algo nuevo…

 
9. Piensa en tus próximas vacaciones: seguro que tienes algún puente a la vista, una escapada de 3 días que te gustaría hacer. Pues bien, poner el foco en esa próxima escapada te va a ayudar a no deprimirte pensando en las vacaciones ya pasadas sino ponerte a programar y organizar las próximas vacaciones, aunque sean cortitas, lo importante es desconectar.

.

10.Vive el presente: no pienses demasiado en el futuro ni en el pasado. Vive el presente, que es lo único que existe, y elige cada día ser feliz y levantarte con una sonrisa. La actitud que tengas desde el momento en que te levantas te puede condicionar, para bien y para mal, tus emociones del resto del día. Ponte como despertador esa canción que te encanta y despiértate con toda la energía del mundo.

Ana Miralles
Ana Miralles
anamiralles@miradacreativa.es

Mi nombre es Ana Miralles Rubert y soy diseñadora por vocación, emprendedora y fundadora de Mirada Creativa.

No Comments

Post a Comment